Sexo
De un fetiche al orgasmo
DB.
16 de Octubre del 2012
Ver más

Hoy te hablaré de los fetiches sexuales, de esa manía que a muchos nos llega a excitar enormemente hasta tal punto de terminar en un delicioso clímax. Este gusto puede ser por un objeto o una parte del cuerpo específica que algunos les gusta tener en su poder. 

Hablando de esto llegó a mi mente el anime de Ranma ½, con su destacado personaje el maestro Happosai, un viejito pervertido, egoísta y problemático, que se caracterizaba por robar la ropa interior de las mujeres. Aquí damos iniciamos entonces con ese fetiche que tienen algunos hombres de oler y acariciar los panties de su pareja o cualquier persona con la que ande. 

En esta gran lista se encuentra también el exhibicionismo, se presenta en ambos géneros, y es las ganas que le da a la persona que la vean desnuda, o algunas veces simplemente dejar entrever algo. Se utiliza como juego en el ‘pre’ del sexo, se trata de provocar para que el hombre la devore con todas sus fuerzas.  

Siguiendo con la lista de fetiches, uno muy frecuente y de gran gusto por los hombres, es que la mujer quede totalmente desnuda pero conserve sus tacones al momento de iniciar el sexo. Para algunos los tacones se asemejan a una especie de manubrio que manipulan a su antojo, otros les gusta sentir la punta del zapato en sus piernas o alguna parte del cuerpo mientras lo hacen en un auto o algún lugar ‘prohibido’, para otros simplemente es algo muy sexy y dominante. 

Hablando en el momento de haberle dado inicio al sexo, hay un sin número de fetiches, y uno de los más extraños es el besar los pies o el dedo gordo del pie, en su mayoría se presentan en hombres. Hay otros un poco más comunes como disfrazarse; amarrarse y vendarse los ojos; tener relaciones en lugares públicos y/o prohibidos; e incluso en lugares muy pequeños.

El listado no termina pero si nos ponemos a nombrar cada uno de los fetiches no terminamos nunca de escribir. Lo que si queda claro es que esto no es para todos, hay muchos que aun optan por tener sexo clásico, con la misma posición de misionero, las caricias tiernas y besos babosos. Pero como se dice por ahí cada cosa tiene su público. 

Puedes confesarnos algún fetiche común o extraño que conozcas y opinar acerca de que quieres leer en esta sección a través de twitter @LaRevistaActual o por  www.facebook.com/larevistaactual  con un comentario o por inbox si la pena te consume. 

Calificación:
Articulos Anteriores