PORTADA
Paulina Vega Dieppa: "Ser reina no es solamente ser bonita"
Alfredo Baldovino
11 de Octubre del 2013

En diálogo con Actual, la actual Señorita Atlántico les cuenta a nuestros lectores de qué manera viene preparándose para llevar en alto el nombre de nuestro departamento a este importante certamen.

A sus escasos 20 años, Paulina Vega Dieppa, candidata al Reinado Nacional de Belleza por el departamento del Atlántico, tiene claro que la apostura física no es una cualidad que baste por sí misma para traerse la corona. Por eso trabaja incansablemente, desde el momento en que se oficializó su nombramiento, para no dejar nada a la improvisación. Integridad, acaso sea esa la palabra que resuma lo que ella está buscando.

Hija del cardiólogo Rodolfo Vega y de la administradora de empresas Laura Dieppa, destaca por su dominio de tres idiomas (inglés, francés y alemán) y por su afición al voleibol. 1,78 de estatura, cabello negro, ojos color marrón claro, esta barranquillera se presenta al máximo certamen nacional de la belleza como un digno exponente del tesón y la alegría de la mujer costeña, y con una clara vocación social.

¿Cómo estás llevando a cabo tu preparación para el reinado de señorita Colombia?

Entre dos ciudades: Barranquilla, que es la ciudad donde nací, y Bogotá, donde resido actualmente. Para estar a tono con las exigencias del reinado que, como tú podrás imaginarte, no son pocas, cuento con un personal bastante cualificado y tomo clases de pasarela, gimnasia y expresión corporal entre tantas otras cosas.

¿Qué pueden esperar los atlanticenses de tu representación?

Bueno, yo quiero decirles a los atlanticenses que estoy muy comprometida con este papel que estoy cumpliendo. Amo a mi departamento y voy dar lo mejor de mí para que la corona se quede con nosotros.

¿Por qué crees tú que es importante ser Señorita Colombia?

Quiero empezar diciéndote que siempre, siempre, había querido ser reina. Quizá eso me viene de mi abuela, que también fue Señorita Atlántico. ¿Por qué sería importante alcanzar el título de Señorita Colombia? Por una razón especial: porque brinda a la ganadora la oportunidad de trabajar por los más necesitados.

¿Cuál sería tu plan de trabajo en ese sentido?

 Yo soy una persona con vocación de servicio y estaría dispuesta a asistir a cuanto evento se organizara en pro de la recaudación de fondos. Tengo una preocupación especial por el estado actual de la juventud, por su falta de norte. Creo que es fundamental emprender una intensa campaña de educación para que tomen conciencia de todas las problemáticas que los rodean, e inculcarles valores que les permitan convertirse en personas de bien. Alguien decía por ahí: “Si educas al joven de hoy, no tendrás que corregir al adulto de mañana”. ¿Que es difícil? Nadie ha dicho que sea fácil, pero si cada quien pone su granito de arena, estoy segura de que podremos lograrlo.

¿Qué podrías promocionar tú de Barranquilla aparte del carnaval?

La posición estratégica de su puerto. Barranquilla es una ciudad ideal para que los inversionistas extranjeros puedan establecerse en ella.

¿Cómo llevarías a cabo tu tarea como embajadora de Colombia ante el exterior?

Convirtiéndome en vocera de su biodiversidad y promocionando el turismo. Colombia tiene muchos lugares hermosos por visitar.

¿Qué significa ser barranquillero?

¡Ser barranquillero es un honor grandísimo! Cuando yo me encuentro a alguien en Bogotá (y tú sabes que en Bogotá vive gente de todas partes del país y del mundo) y hablamos sobre Barranquilla, escucho los mejores comentarios sobre el carácter de su gente: cordial, alegre, descomplicado, siempre dispuesto a hacer sentir al forastero como si se encontrara en su propia casa. Eso tiene un gran valor en una época en donde la desconfianza es el pan de cada día.

Si tú fueras miembro del jurado en vez de candidata, ¿qué aspectos tendrías en cuenta para escoger a la ganadora?

Primero que todo, las ganas que tenga la candidata de llevarse la corona. Claro, las ganas no serían suficientes si no estuvieran sustentadas por otras aptitudes: tendría que mostrar propuestas innovadoras, ser auténtica y no conformarse con mostrar lo que las reinas anteriores. Valoraría también la manera en que pueda representar al reinado. Que rompa con los estereotipos y con el prejuicio existente de que ser reina es solamente ser bonita, tener un buen cuerpo, una buena cara y ya. No. Que enseñe la verdadera cara del reinado, que no es otra que su orientación social.

¿Cuáles son tus lecturas predilectas?

Leo, por supuesto, cosas de mi carrera, pero me gustan, ante todo, las autobiografías, libros que hablen de cosas reales con un tono íntimo, como si te las estuvieran diciendo cerca del oído. En estos días, por ejemplo, estoy leyendo  las memorias de La Fouché, quien fuera en su época uno de los hombres más cercanos a Napoleón.

¿Cuáles son tus aspiraciones profesionales?

Antes que nada, terminar mi carrera como administradora de empresas y después ventilar otras posibilidades: incursionar en la actuación, ser presentadora, montar mi propia empresa y ver qué otras cosas van saliendo por ahí.

Tu plato favorito:

Pasta.

Una flor:

Orquídea.

Un color:

Blanco.

Un animal:

Perro.

Una piedra preciosa:

Diamante.

Calificación:
Articulos Anteriores